Mujeres solteras en ocotlan jalisco

Muchas veces decir la primera palabra es la parte mas difícil de conocer a alguien, y mas aun cuando tenemos que pensar en que tenemos puesto, que tal esta nuestro. View the profiles of people named Solteras Hernandez. Join Facebook to connect with Solteras Hernandez and others you may know.

mujer protestando(ocotlan jalisco)

Facebook gives people the. Programas por etapa de vida Adultos mayores - jalisco. Con su mezcla de fortaleza y ternura dan pauta para el crecimiento social.. Mujeres contactos, buscar amistad,. Si lo comparamos con la tasa de homicidios de mujeres, Chihuahua con Respecto a hombres, a las mujeres mexicanas las ahorcan, las ahogan, las golpean, las acuchillan, o las envenenan. Así define la ONU, y el excedente del mundo, un feminicidio. De nuevo, encontramos diferencias en cómo las matan. Junto con la asesoría sobre características de la víctima y el guisa de su asesinato se deben reportar datos sobre la relación de la víctima y su atacante, y la razón del homicidio.

Empecemos por lo local, usemos al DF u otra zona urbana como inicio y, de funcionar, generemos protocolos y apliquemos la metodología en el resto del nacionalidad. El miedo es socialmente elaborado y compartido y puede experimen- tarse en distintos niveles que van desde el sentimiento de alerta a niveles desbordantes de terror. Con fines de la presente investigación, consideramos que el miedo al delito se compone de tres elementos: La toma de conciencia de que algo negativo puede suceder en cierto lugar de la ciudad o situación enfrentada en la vida diaria.

La autovaloración, el sentimiento de que uno mismo y de que los otros pueden verse afectados por los delitos; que pueden ser víctimas de la delincuencia. Entendida como los recursos y habilidades que se tienen para hacer frente a los posibles delitos o peligros de la delin- cuencia. En este caso interesa conocer las estrategias de protección que las personas emplean en su hogar, con su familia y para cuidarse transi- tando por las calles de la ciudad.

En las personas que ya fueron víctimas de la delincuencia el miedo ante la inseguridad se exacerba, generando una reconstrucción de las rutinas cotidianas con la intensión de incorporar estra- tegias de autoprotección. En el siguiente fragmento de entrevista obser- vamos el caso de una mujer que fue víctima de robo en la empresa en la que trabaja y describe la vulnerabilidad que reconoce sentir a partir de ese hecho: Normalmente cuando voy sola por la calle, y me pongo nerviosa o algo, me gusta mirar a la gente a los ojos y dependiendo de cómo sienta la mirada, atra- vieso la acera o sigo mi camino.

Pues tengo mucho miedo, tenía miedo de salir a la calle, no quise trabajar durante unos meses, no solamente el hecho de estar ahí sino también de salir a la calle. Pensaba que me podía agarrar, secuestrar o no sé, me daba miedo María, 35 años. Para Elena 42 años , empleada, habitante de la colonia El Nuevo Fuerte: Cuando volteé estaba aquí un fulano dentro del mostrador , venían cubiertos con unos lentes y un pañuelo que les cubría el resto del rostro y una gorra; el que entró traía una navaja en la mano y pos se llevó todo, ni siquiera me dejó para el camión, ni las llaves del negocio, ni de mi casa.

Tuve que pedir 10 días de vacaciones por como quedé, desconfiaba de todo mundo, llegaban aquí y se formaban y pensaba que podía ser el que vino. Se lo entregué todo porque anteriormente mi jefe me había dicho que si pasaba algo así, les diera todo. Se lo di todo y me metió al baño, me dijo que no saliera hasta que contara hasta diez. Conté hasta diez y cuando salí ya se había ido, casualmente iba pasando un amigo y se paró a ayudarme, llamaron a la policía, levantaron el acta.

No, ni una bicicleta siquiera, pero hay que prevenir, por ejemplo, tienes tu carro y primero le compras seguro y luego siguen alarmas y luego un candado para que no des chanza. Entonces de alguna manera me protejo y protejo a mis clientes José, 53 años.

Ολα τα αρθρα μας στο email σας!

Podemos constatar la representación de que el que se descuida es quien sufre de la actividad delictiva, y que estar seguros es responsabilidad de cada ciudadano. Este comerciante decide invertir en un sistema de seguridad que impida el libre acceso a su negocio y le alerte de la presencia de los otros que pueden ser, o bien un cliente o un delincuente potencial.

En el debate sobre la inseguridad y el miedo al delito no siempre se ha incorporado la perspectiva de la población menor a 18 años de edad. En primer término encontramos que para los niños el delin- cuente es siempre una persona desconocida y varón. Se preguntó a los menores cómo es que tenían información sobre la inseguridad y los delincuentes y nos percatamos que la principal fuente de información son los familiares directos, que incluyen a los padres, los abue- los y primos con quienes tienen una convivencia cercana. Liliana 8 años explicaba sobre la delincuencia a partir de su exposición a un programa televisivo: Pues que un hombre te bese o te haga eso.

Yo vi en La Rosa de Guadalupe, que se la da y se la robaron …. Por tanto es se- guro estar en casa, visitar la iglesia, acudir a las escuelas, estar en convivencia con los vecinos y los familiares. En versión de los entrevistados los lugares inseguros son aquellos donde acuden grandes cantidades de personas, por ejemplo, durante las festivida- des patronales del Señor de la Misericordia. Otras situaciones identificadas como inseguras es cuando se porta objetos valiosos o cantidades de dinero en efectivo mientras transitas por las calles o al acudir a un banco de noche.

Claudia, en su testimonio, refleja una representación que se presenta en la mayoría de los entrevistados, quienes afirman que a las personas honradas y trabajadoras no les pasa nada malo. El entrevistado asegura que la víctima era una persona trabajadora y sin conflictos con otros y no reconoce un móvil del crimen. Es difícil en- frentar en la vida cotidiana el hecho de sentir que la amenaza de crímenes tan violentos la pueda tener una persona honrada, dedicada al trabajo y a cuidar a su familia. Diversos estudios como los de Ferraro , Hougardy y Mor- quecho han encontrado que el miedo al delito se encuentra en gran medida moldeado por el riesgo percibido de la victimización que experi- mentan las personas.

Es importante señalar que entre los entrevistados prevaleció la preocu- pación y el miedo a la inseguridad con relación a algo que pueda sucederles a ellos o a sus familiares, y poco se concibe como un problema de impacto social. No obstante en los casos en que las personas reconocen a su propio ba- rrio o colonia como insegura se debe principalmente al circular de personas ajenas identificadas como desconocidas y a quienes se les responsabiliza de los hechos delictivos.

No obstante en ciertos barrios o colonias marcados por la vulnerabilidad social y delictual el miedo al delito responde a la experiencia cotidiana del mismo. Las representaciones del delincuente y de las causas de la delincuencia Uno de los aspectos relevantes del trabajo de campo fue identificar la re- presentación social que los entrevistados tienen de los delincuentes. En las narraciones de los participantes encontramos que las características de los de- lincuentes son omnipresentes, impredecibles, todopoderosas y despiadadas. Pero señalaron otro tipo de delincuente de mayor peligrosidad, el que se vinculan con el crimen organizado, identificado como narco o sicario.

También pueden ser buenas personas, pero yo tiendo a catalogar así a las per- sonas por su vestimenta. Son los delin- cuentes vinculados con carteles o grupos del crimen organizado. Los estudios realizados sobre la delincuencia desde diferentes perspecti- vas teóricas y disciplinas científicas, tienen la intención de explicar el por qué sucede y qué daños conlleva a la sociedad. Desde este punto de vista se supone que todos los ciudadanos conocen las normas que rigen la convivencia social y estarían comprometi- dos con un actuar fundamentado en valores positivos.

Otro hallazgo importante de la presente investigación, fue el identificar el miedo latente no sólo a ser víctima de la delincuencia sino a pasar a las filas de los delincuentes y cometer delitos. Particularmente se preguntó en las entrevistas a los adolescentes si tenían conocimiento sobre vecinos en su colonia que se dedicaran a la venta de drogas a lo que seis de los 14 adolescentes entrevistados respondió explícitamente que tenía vecinos narcotraficantes. Roberto 27 años , habitante de la colonia Mascota, señala que su colo- nia no es nada segura: Las razones que Roberto da para señalar la inseguridad en su colonia, se debe sobre todo porque ha identificado a los vendedores de droga y a los consumidores entre los propios habitantes de su colonia: Dicen luego, que ni los policías se quieren meter, que porque es puro pleito de los narcotraficantes Marisela, 47años.

Preguntamos a los estudiantes de licenciatura del Centro Universitario de la Ciénega4 sobre los principales miedos que enfrentan los jóvenes en su vida, y opinaron que tres de los principales temores son no conseguir empleo, involucrarse con la delincuencia y a caer en la drogadiccion.

Soli- citamos que identificaran el nivel de miedo que sienten los jóvenes en una escala de 1 al 6 en donde uno significa nada de miedo y seis miedo extre- mo. Como apreciamos en la tabla 1, el miedo de los varones a caer en la drogadiccion es de 4. Tabla 1 Los jóvenes tienen miedo a: Total Hombres Mujeres Ser víctima de los delincuentes 4. Estudio inédito realizado a estudiantes del Centro Universitario de la Ciénega, en mayo de Se utilizó una encuesta de autoaplicación para conocer su percepción de la inseguridad y los miedos relacionados con el ser joven.

Finalmente, cabe hacer mención que en las narraciones de los entre- vistados encontramos dos tipos de argumentos relacionados con posibles soluciones a la inseguridad. En primera instancia, argumentan que la pér- dida de valores tradicionales es el origen de la inseguridad y la violencia y, por tanto, lo que podría contrarrestar la violencia, la delicuencia y que los jóvenes recurran a la drogadicción es el resurgimiento de un pensamiento conservador que como lo expresa Reguillo es el que apela a figuras superiores como Dios, la familia, la religión, las buenas costumbres, etc.

Otro tipo de soluciones ofrecidas para contrarrestar la inseguridad, con- templa el asegurar la recreación y la educación de los jóvenes, a quienes por supuesto se identifican como posibles delincuentes. Encontramos en la experiencia de los entrevistados poca victimización directa, pero alto nivel de temor a ser víctimas de la inseguridad. La percepción de la inseguridad, tiene una relación directa con el espa- cio físico, con el territorio. Los ciudadanos expresan el miedo a la inseguridad a pesar de que no siempre tengan claras las causas que las originan; la relación que se establece entre la exposición a noticias sobre delincuencia y violencia, así como las comunicaciones cotidianas sobre el delito parecen ser las principales fuentes de temor en la población infantil.

En primer lugar consideramos que es necesario dilucidar hasta qué pun- to el miedo al delito es producto de una situación real.

https://lecttangsermengmet.ml/media-matters-race-and-gender-in-us-politics.php

EN PORTADA

La sociedad del riesgo. Un camino hacia otra sociedad.


  • αργυρος θεσσαλονικη 2014 Πακέτο εξωτερικής μπαταρίας για Toshiba Satellite Pro L10-134.
  • terra sala huelva.
  • ...y empieza a buscar pareja sin ninguna restricción..

El miedo en occidente. Recali- brating the fear of crime. International Review of Victimology, 6 2: State Uni- versity of New York Press. International Review of Victimology, 4 2: A las niñas buenas no les pasa nada malo. Un acercamiento al imaginario social sobre la inseguridad urbana. Imaginarios globales, miedos locales. La construcción social del miedo en la ciudad.

Ponencia presentada en el IV Encuentro de la Aso- ciación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación alaic, cele- brada en la Universidad Católica de Pernambuco, Brasil, del de sep- tiembre de Estas relaciones to- man la forma de redes sociales de distintos tipos que se basan en la confianza y la reciprocidad.

Por ejemplo, Tilly muestra la persistencia histórica de las redes de confianza en distintas sociedades. El autor analiza el papel de la confianza en la conformación y mantenimiento de redes creadas con fines religiosos, económicos, políticos y culturales; y enfatiza la necesidad de incorporarlas a la actividad gubernamental. Para fines analíticos distinguimos las siguientes dimensiones de la cohe- sión social: Para ello, realizamos una exploración de tipo cuantita- tivo1 y aplicamos entrevistas a profundidad a actores claves en el municipio.

La distribución del levantamiento consistió en la aplicación en domicilio de dos cuestionarios por manzana, de los cuales se aplicaron uno para cada género. Por el contrario, sin los niveles mínimos de igualdad es improbable que arrai- guen relaciones de confianza y colaboración entre ciudadanos. Para verificar esta hipótesis es necesario determinar hasta qué punto las condiciones sociales de los ocotlenses mantienen un grado de correspondencia con sus niveles de co- hesión y esta tarea implicaría tener a la mano datos particulares y desagregados de las características sociales de los ocotlenses.

No obstante, no es propósito de este trabajo concentrarnos en demostrar estadísticamente la relación que hay entre el bienestar y la cohesión social, lo que sí pretendemos es mostrar los fac- tores que ejercen una influencia negativa en la profundización de la cohesión. Algunos indicadores pueden darnos una visión general del bienestar. En esa línea, en el ranking del Índice de Desarrollo Humano en adelante: La escala va de: A primera vista, ambos índices colocan al municipio en condiciones muy favorables con respecto del total de muni- cipios de la entidad y del país.

En el mismo sentido, Tilly afirma que la incorporación de las redes de confianza a los asuntos de gobierno como son las estrategias de contención y prevención de la violencia , requiere la supresión de las desigualdades estructurales, como son las económicas, de clase, de género, etcétera. Una segunda condición que facilita tanto la cohesión como la predis- posición a conformar redes de confianza es la educación formal.

En efecto, investigadores como Putnam consideran la escolaridad como un fac- tor clave. En el municipio los indicadores no son halagadores. A pesar de que el porcentaje de población analfabeta es bajo, solamente La escolaridad es importante para la cohesión y las redes sociales porque dota a los sujetos de habilidades para la comunicación y la planeación de estrategias de resolución de problemas. También proporciona conocimien- tos sobre el entorno sociopolítico y cultural que son importantes porque permiten la identificación con la comunidad y con los otros, así como la adquisición de una conciencia de derechos.

Censo de población y vivienda, En suma, el mundo de vida de los sujetos se desarrolla en buena medida en el marco del terruño, la colonia o el barrio. Putnam y Tilly coinciden en afirmar que la identidad es uno de los componentes de las redes sociales de confianza que muestran el grado de cohesión existente en una comu- nidad. Estabilidad y satisfacción con el lugar de residencia El valor de la estabilidad residencial para el desarrollo de los vínculos so- ciales ha sido destacado por Coleman Por su parte Bourdieu citado en Rosero-Bixby, , en su definición del capital social destaca que la estabilidad residencial constituye un elemento importante para la consolidación del arraigo y las relaciones de apoyo y solidaridad.

Todos estos elementos son factores asociados a la cohesión social, y sientan las bases para el flujo de recursos y la acción a través de las redes que surgen desde la localidad. Un segundo indicador que permite observar el arraigo e identificación es la satisfacción que se tiene con el lugar de residencia. Los resultados obteni- dos mediante nuestra encuesta, arrojaron un alto nivel de satisfacción por parte de los encuestados. Por estas razones, consideramos que constituyen un soporte valioso para incentivar la asociación y la participación activa en los asuntos de la colonia.

Conocimiento y confianza entre vecinos Una de las dimensiones de la cohesión social es la confianza interpersonal. Es decir, la confianza puede activarse o desincentivarse. Como recurso, la confianza permite llevar a cabo proyectos colectivos de largo plazo y asegura en cierta medida la reciprocidad y la lealtad a los objetivos comunes.

Por ello, en la encuesta nos dimos a la tarea de explorar el nivel de conocimiento que los ciudadanos tienen de sus vecinos, así como la intensidad de sus interaccio- nes.

Κιντερτε για κολικους

Con relación al conocimiento mutuo, nuestros resultados mostraron un porcentaje alto, incluso en una proporción similar a lo que se encontró en un estudio realizado para el municipio de Guadalajara. Tabla 3 Conocimiento entre vecinos Diría usted que conoce a Elaboración propia con base en la encuesta y datos de Ramírez Esto no sólo es importante para la cohesión social, sino también para preve- nir violencia y criminalidad.

En ese tenor, de acuerdo con Putnam , algunos estudios realizados por criminólogos muestran que en los barrios donde los vecinos se conocen por su nombre es menos probable la inciden- cia de crímenes. El testimonio de uno de nuestros entrevistados confirma la tendencia señalada: Para conocer las características de este tipo de factores preguntamos sobre la frecuencia con la que hablan entre ellos y obtuvimos resultados con porcentajes elevados con respecto a los contactos verbales.

Tabla 4 Intensidad de las relaciones entre vecinos Qué tan frecuente habla con sus vecinos Estos indicadores ya anuncian la existencia de grados importantes de cohesión y un terreno fértil para la conformación de las redes sociales. En la encuesta que aplicamos a los ocotlenses exploramos esta dimensión de la cohesión mediante la pregunta: La encuesta nacional arrojó un porcentaje de Nosotros suponemos que el predominio de la confianza en el nivel local del barrio o la colonia se relaciona con un mayor conocimiento in- terpersonal y frecuencia de las interacciones.


  • Εγγραφείτε στο Newsletter;
  • vps hosting prices.
  • free hosting with ftp account.
  • Como conocer a un hombre lobo?

Tabla 5 Confianza entre vecinos Diría usted que confía en Por otra parte, la confianza entre la población se ha asociado con altos niveles de participación cívica y como consecuencia de ello con la eficacia de proyectos colectivos. En otro tenor, la confianza abona a la democratización de la sociedad en varios sentidos: Por otra parte, los vínculos de reciprocidad ejercen una función de cierre de las relaciones vecinales, en virtud de que los apoyos dados entre personas desarrollan compromisos.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, en general los ocotlenses reportaron porcentajes elevados de reciprocidad y apoyo. Los niveles de conocimiento interpersonal, la intensidad de las relacio- nes mutuas, la confianza y la disposición a la reciprocidad encontrada en la encuesta muestran que la cohesión en las colonias del municipio es fuerte. Para el autor, las redes sociales producen normas de re- ciprocidad que representan una gran ventaja ya que abonan al bienestar individual o colectivo.

En el mismo sentido, Tilly reconoce que los participantes de las redes de confianza suelen obtener reciprocidad a largo plazo, ayuda contra dificultades personales y otro tipo de beneficios que por lo general no se pueden adquirir en otra parte. Obviamente que esto requiere organización comunitaria y despliegue de acción mediante la participación, aspectos que veremos adelante.

Es decir, para la conformación de proyectos y actividades comunitarias la confianza y reciprocidad entre vecinos debe acompañarse de una conciencia del entorno y de la disposición a asumir un compromiso cívico. Por otra parte, en una dirección similar a los indicadores anteriores, la acción en torno a la resolución de problemas del barrio registra una inciden- cia pobre entre los ocotlenses. Sin duda, los datos con respecto al compromiso comunitario constituido por el conocimiento, interés y acciones sobre problemas de la colonia no se corresponden con los indicadores positivos de la dimensión de la confianza y reciprocidad que ya hemos presentado.

Aunque los cuestionamientos de ambos estudios no son los mismos, ambos se refieren a las acciones vecinales para la resolución de problemas y reflejan un panorama general precario. Cabe señalar que de acuerdo con Ramírez , en el municipio existen cuando menos diez organizaciones sociales, y el mismo autor indica que con relación a otros municipios de Jalisco, la participación en organizaciones es ligeramente menor en comparación.

El testimonio de una líder vecinal de una colonia popular confirma lo anterior: En este relato se expresa la función de intermediación de las asociaciones con el ayuntamiento. Asimismo, la participación cívica puede catalizarse a través de estas ins- tancias ya establecidas. De acuerdo con la misma entrevistada, en su colonia hay participación: Mira, yo desde que siento que siempre la gente se motiva yendo casa por casa y se motiva y lo que queremos es el beneficio de la colonia, sí ha habido mucha participación mucho apoyo, hemos sentido mucho el apoyo de la colonia y pues que te puedo decir, que sí estamos unidos, siento que sí es una colonia unida entrevista 1.

Pensamos que los resultados generales de la encuesta no concuerdan con la percepción de nuestra informante sobre su experiencia, porque su colonia es una de las pocas que sí registra participación. Pero lo que nos interesa destacar es que ella enfatiza el apoyo mutuo y la reciprocidad; nosotros podemos deducir con base en nuestros datos, que hay confianza. Estos acti- vos acompañados de los recursos que proporcionan las asociaciones pueden utilizarse para detonar la participación cívica mediante acciones específicas encaminadas a ese fin, por parte de las instancias municipales que tienen un contacto directo con los colonos.

Es por ello que insistimos en la necesidad de pensar maneras de activar la participación desde la localidad. Redes sociales La definición que propusimos para analizar la cohesión social afirma que ésta se expresa en la constitución de redes sociales de confianza entre la población. También dijimos que las redes han sido analizadas por su impor- tancia como proveedoras de bienestar personal y colectivo, y por el papel que pueden jugar en la democratización de las sociedades.

De hecho, la or- ganización de las personas mediante redes tiene una historia de largo aliento pues proporcionan bienes que no se pueden conseguir en otro lugar, incluso pueden surgir de cara al mal desempeño gubernamental. Por su parte, Putnam añade que las redes importan porque dotan de poder a las personas, es decir, las facultan para el logro de objetivos colectivos. Incluso alude que se ha demostrado que la participación social en la toma de decisiones en el nivel local es una buena manera de incentivar la creación de redes y capital social.


  • conocer gente nueva granada.
  • λιπασματα τιμες 2015 Εικαστικά.
  • Buscar chicas en Ocotlán;
  • . Me guata divertirme y disfrutar cada momento llendo;

Para explorar la densidad de estas relaciones en el municipio, tomamos como referencia los resultados de la encuesta nacional realizada por la Se- cretaría de Desarrollo Social sedesol en , cuyos resultados muestran que en su mayoría las redes sociales de apoyo surgen principalmente en el grupo primario la familia y en segundo lugar se extiende a los vínculos con amigos cercanos.

Por ello, en nuestra encuesta buscamos las redes sociales que se circunscriben a estos círculos con el propósito de identificar la inten- sidad de sus vínculos. Por el contrario estos entramados son fundamentales por el apoyo que representan para ciertos grupos de población como son las madres jefas del hogar, los adultos mayores y los niños. Para el caso de las relaciones de amistad los resultados mostraron una tendencia distinta, disminuyen la frecuencia de los contactos telefónicos, pero se incrementa la frecuencia de los contactos personales.

En principio se destaca la capacidad de estas redes para la conformación de procesos que cohesionan a los grupos, pero en todo caso se observa la fortaleza de los vínculos en los grupos primarios y su valor para la contención y el logro de propósitos individuales y colectivos. La existencia de redes de confianza basadas en el parentesco o la amistad es un buen indicador de la cohesión social en el municipio. Es por ello que las estrategias orientadas al fortalecimiento de los vínculos comunitarios que tengan por objetivo contener los diferentes tipos de violencia deben acercarse a las redes de confianza existentes.

La fiesta por sí misma es ya un elemento de cohesión que refuerza la identidad colectiva, el sentido de pertenencia, los mitos y la memoria colectiva.

Coomeva citas en linea cucuta

Pero a la celebración subyacen redes de colaboración y apoyo que sin duda pueden aprovecharse para incrementar la participación social en la puesta en mar- cha de acciones de prevención y contención de la violencia. Conclusiones Presentaremos de manera sintética los resultados, acompañados de sugeren- cias susceptibles de traducirse en objetivos de la política municipal. Con respecto a los indicadores sobre el bienestar y la educación como condiciones para el fortalecimiento de la cohesión social, vimos que a pesar de que el municipio cuenta con índices positivos de desarrollo humano, persisten las desigualdades y niveles educativos bajos, especialmente en la educación superior.

Por ello, los agentes de la política local deben buscar la obtención de recursos y la planeación de estrategias que cubran esos vacíos. En cuanto a la identificación con el entorno, la estabilidad y satisfacción residencial, los datos mostraron que los ocotlenses mantienen altos nive- les de arraigo y valoración positiva de su vida en la colonia y el barrio. Existe un compromiso comunitario precario y una baja participación en organizaciones sociales.

No obstan- te, en cada una de las colonias existen asociaciones vecinales que pueden aprovecharse para potenciar las condiciones favorables como la confianza y reciprocidad existentes. Se sugiere que los agentes del gobierno en el municipio lleven a cabo acciones conducentes a incentivar la participa- ción de los vecinos en dichas instancias en un marco del compromiso y corresponsabilidad.

Asimismo, los proyectos de prevención de la vio- lencia requieren involucrar a otros sectores sociales como profesionales, organizaciones sociales, entre otros. Con relación a la existencia de redes sociales de confianza, se encontró una presencia importante de este tipo de vínculos, especialmente de redes basadas en el parentesco y las relaciones de amistad. Asimismo, aludimos a las redes que subyacen a la organización de las fiestas religiosas tradicionales.